sábado, 8 de septiembre de 2012

Hoy me miré al espejo...

Hoy me miré al espejo y vi mis huesos
carcajeándose en una boca
llena de dientes que no
se puede cerrar.
Qué ven los demás cuando se miran
es algo que me gustaría
preguntar, si se ven a los ojos
o los desvían, si ven
a la muerte que viene
a acechar.
Pero entiendo que busquen
pieles, cabello y maquillaje,
adornar la realidad.
Hago lo mismo siempre
que puedo, y ese puedo
se convierte fácil en una
necesidad.
Y de vez en cuando,
de puro terca, no cierro
los ojos y los vuelvo a vislumbrar:
me miran mis huesos,
risueños y hoscos, acechando,
impertérritos, desde su lugar.
 
 

2 comentarios:

  1. Hermosísimo poema vivi, me encantóo!!Felicitaciones, me gustas más que Idea..!!

    ResponderEliminar